martes, 18 de marzo de 2014

Tarta Victoria

Para que mañana celebréis el Día del Padre o Día de San José como es debido, hoy os proponemos una de nuestras tartas favoritas: la Tarta Victoria (llamada así porque, al parecer, era una de las favoritas de la Reina Victoria de Inglaterra). Una tarta para nada empalagosa, con un bizcocho de vainilla muy jugoso y con un relleno de mermelada de frambuesa y nata montada delicioso. Vamos con la receta:





Ingredientes (para un molde de 20 cm):

- 175 g. de mantequilla (importante: a tª ambiente, muy blandita)
- 120 g. de azúcar
- 3 huevos
- 1 cucharada de esencia de vainilla
- 175 g. de harina con levadura (tipo Bizcochona)
- 1 cucharadita de levadura (tipo Royal)


Para el relleno y la decoración:

- 400 ml. de nata líquida
- azúcar al gusto para montar la nata
- mermelada de frambuesa
- un poco de crema pastelera (aquí podéis ver cómo hacerla)
- un puñado de fresas
- unos trozos de chocolate (opcional)


¿Cómo lo hacemos?:

En primer lugar, cubrimos el fondo de dos moldes de 20 cm. con papel antiadherente y engrasamos los laterales con mantequilla. Después, precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol grande ponemos la mantequilla, el azúcar, los huevos y la esencia de vainilla y batimos muy bien durante unos minutos. Añadimos la harina tamizada junto con la cucharadita de levadura y volvemos a batir bien unos minutos más. La mezcla quedará bastante espesa.

Con una cuchara grande repartimos la mezcla entre los dos moldes, repartiéndola uniformemente en cada uno.

Metemos los moldes al horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos (o hasta que al pinchar en el centro con un palillo, éste salga limpio). Sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos en los moldes. Desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla de horno.

Mientras los bizcochos enfrían, montamos la nata líquida con unas varillas, añadiendo azúcar al gusto (en casa no nos gusta especialmente dulce).

Para el montaje de la tarta: colocamos boca abajo uno de los bizcochos, ponemos encima una capa generosa de mermelada de frambuesa y encima, otra de nata montada (también generosa). Colocamos sobre la nata el otro bizcocho y presionamos muy ligeramente para que se asiente.

Como veis, para decorarla nosotras utilizamos la nata montada que nos sobra para tapar los laterales, un poco de crema pastelera quemada en el centro, unas fresas alrededor de la crema y, para este día tan especial, la palabra "Papá" hecha con chocolate pero, vosotros podéis hacerlo como más os guste.

 
 NOTAS:

* Nosotras utilizamos dos moldes pero, si no tenéis dos iguales podéis utilizar uno y, cuando esté frío, partir el bizcocho en dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada