lunes, 14 de abril de 2014

Focaccia de tomate y romero

¡Hola de nuevo! ¿Conocéis la focaccia? Es una especie de pan plano aromatizado con hierbas y otros ingredientes muy tradicional de la cocina  italiana. Una de sus versiones más clásicas es la focaccia con romero, y es la que os vamos a enseñar a preparar hoy.
 
Al principio, pensábamos que el sabor sería demasiado fuerte pero...¡para nada! Le hemos añadido también unas rodajas de tomate fresco y el resultado ha sido delicioso.
 
Esta especie  de pan tierno es perfecto para la merienda o para la cena, con un poco de fiambre o queso; y, además, podemos aromatizarla con las hierbas que más nos gusten y encima colocar otros ingredientes como aceitunas negras o jamón serrano, incluso podemos hacer una versión dulce con frutas o pepitas de chocolate...¡hay muchísimas posibilidades! :) Vamos con la receta:
 

Ingredientes:
 
- 1 cucharada de levadura seca de panadería
- 425 g. de harina
- 2 cucharaditas de sal
- hojas de 3 ramitas de romero (o menos si lo preferís)
- 1 tomate maduro
- aceite de oliva
- pimienta negra
- agua tibia
 
 
¿Cómo lo hacemos?
 
En un bol pequeño ponemos la levadura y 4 cucharadas de agua tibia. Removemos y dejamos reposar 5 minutos.
 
En un cuenco grande ponemos la harina y la sal. Mezclamos. Hacemos un hueco en el centro y añadimos las hojas de 2 ramitas de romero muy finamente picadas, 4 cucharadas de aceite, la mezcla de levadura y agua, bastante pimienta negra y 240 ml. de agua tibia.
 
Con ayuda de una cuchara mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien incorporados. Obtendremos una mezcla homogénea y pegajosa.
 
Vertemos la masa en una bandeja o molde engrasado con aceite y la aplanamos un poco con las manos hasta cubrir toda la superficie (para esto es mejor ponernos un poco de aceite en los dedos). Cubrimos con un paño limpio y dejamos reposar 1 hora.
 
Pasado el tiempo de reposo, nos untamos los dedos otra vez con aceite y los hundimos por toda la masa, haciendo agujeritos profundos por toda la superficie. Colocamos unas rodajas finas de tomate, esparcimos las hojas de la ramita de romero que nos quedaba  y regamos con un chorrito de aceite de oliva.
 
Metemos al horno precalentado a 200ºC durante unos 15 minutos, sacamos y dejamos enfriar completamente antes de servir.
 
NOTAS:
 
* Podéis utilizar la bandeja del horno (si lo queréis más fino) o, como nosotras en este caso, un molde redondo de los que utilizamos para las tartas y bizcochos.
 
* En la focaccia de la foto sólo utilizamos el romero para ponerle por encima pero, os damos la receta mejorada porque notamos que hacía falta también en la masa.
 
* Esta es una receta adaptada del libro Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados.

2 comentarios:

  1. Me gusta este tipo de pan y con el romero.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queda muy rico la verdad. Esperamos que la hagas y te guste :)

      Eliminar